jueves, 5 de agosto de 2010

NO SÉ SI ES DOLOR BASTANTE

.

Adorna este mensaje
el color natural de lo sencillo:
un sobre gris, mi nombre y una fecha.

¿Cómo pueden tan pocas letras
despertar las aguas de su lecho,
herir la yema de mis ojos
y contigo en medio derramarse?

Tras la ventana asombran
los mismos ruidos
de calma detenida.

Y no ha pasado nada,

nada

Tan sólo que te has muerto, amigo, para siempre.

Te voy llorando y no sé si es bastante
para inundar de velas
lo mucho que quisimos.

Esto que abraza fuerte dentro
y aprieta y luego rompe
¿es daño suficiente para pagar
nuestras noches de labio y confidencia?

Es poco este dolor que intento.
Te lo debo más intenso, más caliente,
más airado.

Ocultaré mi rostro con luto y escayola
por maquillar así tu muerte
y dibujar la pena
que me obligo.



...

1 comentario:

©Laura Caro dijo...

No es fácil expresar el dolor con palabras, por eso, aunque no te parezca suficiente, seguro que lo es.
Me gusta mucho cómo escribes.
Eres todo un descubrimiento.
Saludos.