jueves, 3 de septiembre de 2015

RELATO DE UN AMANECER (DORADO): 28 de septiembre






RELATO DE UN AMANECER (DORADO)



¡Ya está, al fin lo he comprendido! Esto es lo que pasará…

“Hoy, 28 de septiembre admiro cómo salen en tropel los buenos catalanes (los otros no, claro) como si de un nuevo Somatén resucitado se tratase; las consignas convenientemente repartidas se cumplen con exactitud, los trabucos -tanto tiempo ocultos-asoman bajo las capas, las barretinas, transmutadas en gorros frigios, tiñen de rojo “els carrers”. Viejas sotanas raídas y trabucaires ocupan de la mano los edificios públicos. Toda Catalunya se levanta como un inmenso “casteller” que, apoyado en el dulce trémolo de las tenoras, proclama al mundo entero su antiquísima prosapia…
Mientras, Artur –como el de Camelot- agita su espada al frente de la marea con la mirada perdida en el horizonte y los ojos desbordados. Desde lo más arcano de su esencia brota nuestro grito ancestral: “¡Desperta ferro!”. Entonces, extasiado, señala hacia el levante donde se asoma, dorado, un nuevo amanecer…”



Un timbre frota insistente el aire y me despierta: “¡Hosti tú, que llego tarde a la oficina!”


***

miércoles, 15 de julio de 2015

Cabalga el verano, urgente, acalorado y con él mis versos más trotones...













SERÁN CABALLOS


“Si tuviera un caballo en vez de una metáfora…”
Carlos Edmundo de Ory



Si en mis versos soplase baladas de relinchos
y galope sin cisnes otoñales,
más sería poeta tonante y retador
que indolente juglar adocenado.

Ahora
se me antoja subir al entredicho vergonzoso
de las yeguas tocado de asonante:

Arrancaré las crines enceladas
de Ariadne como el sátiro insolente cabalga
sudadas monturas cuadrihumanas,
libre de sauces o laureles.

Y serán caballos
loquecidos caballos en las manos
y las sienes
y en los ritmos caballos de vapor
tan briosos y trotones como el cine.


***

martes, 7 de julio de 2015

Hay quien vive desde una ilusión de seguridad y hay quien lo hace desde el riesgo... todo tiene su contrapartida. Hagan sus apuestas.




BLACKJACK

Procuraba no perder sujetándole las nalgas por detrás a la maciza de turno.

Era su forma de apostar, y siempre ganaba porque, o bien la dama montaba el consabido escándalo -momento que aprovechaba para “despistar” algunas fichas de la mesa de blackjack- o por el contrario la “mina” aguantaba el envite con mirada cómplice y premio final en algún reservado del casino.

Pero esta vez perdió la mano y ganó la banca: Cuando ella se volvió no hubo sobresaltos ni revuelos, sólo el lento escalofrío del acero penetrándole por la entrepierna y una sonrisa leve -apenas una mueca- en el rostro enajenado de su esposa...

***

martes, 23 de junio de 2015

Ellos, los de 15 años, siempre tienen los mismos, mientras que yo envejezco cada año. Es un misterio que nunca he logrado resolver...




















JUVENTUD


Sólo de la poesía nacerán
los himnos que acompañen
la vanguardia, la joven rabia
generosa de su entrega
dura y sincera
cincelada con música y retos.

Ya no son balas de fusil
con las que hieren
la edad de las derrotas,
ni el mono azul o la bandera;
ahora la juventud más joven
del poeta se viste de miseria
se tiñe con selva y con madera,
se hace experta y solidaria,
se arma de justicia justiciera
y nos tira a la cara su grandeza.

Juventud primera,
la de las altas cumbres ensoñadas:

¡Tuya es la fuerza y la frontera!


***

miércoles, 17 de junio de 2015

Estamos en tiempo de tormentas... así las sentía de pequeño, cuando los miedos eran miedos.



TORMENTA

Presagio de los vientos,
barullo tras las cañas
y un rumor fundido entre dos soles.

Redoble de caballos al galope,
aire airado en las ventanas,
todo agua para dos mares con miedo
-blanco y blanco sobre negro-
susurro de oraciones,
y una vela sola en mi recuerdo.

Al fin goteo de relojes, silencios apacibles,
luego olor de hinojo y mielenrama
como lágrimas con menta y fe…

…Y en la vieja casa calma
sin tormentas,
ni café.

***

viernes, 5 de junio de 2015

No hay futuro....

















No hay futuro....

La inquisición no tardará en llegar hasta sus vidas. Pero por ahora Jehuda Cohen pasea feliz por una Toledo amable y luminosa. Todo va tan bien. Anna ya realizó el Mikve y está purificada. Mañana será la boda. Vendrán todos menos el abuelo Samuel. Está mal. Algo se le ha quebrado en la cabeza y se pasa el día hablando de hogueras, huidas y dolor… A veces nombra lugares remotos como Tesalónica o Corfú, otras grita con terror palabras incoherentes como Gestapo o Auschwitz, gas o crematorio… ¿pero quién puede hacer caso de un viejo loco, después de mirarse en los ojos de Anna?


***

domingo, 31 de mayo de 2015

Lucía

















Te acercas a esa edad
donde nos asaltó la vida,
donde inventamos quedarnos
mas nos echó un reloj a contratiempo.

A ti te queda todo por jugar:
un saco de poemas y un mundo
en cada espacio.
Podrás tener el mar en una mano
y en la otra el dolor de Sylvia Plath.
Verás que el tiempo cabe
en un grano de arroz y una palabra,
aprenderás a amar con tanta prisa
que alguna vez querrás decir, te quiero,
tal vez en alemán.
Después vendrán los gatos y las letras,
un sofá lleno de intentos,
un café sorbido a besos de otros labios
para hablar sobre el futuro
y mucho más.

Termino de escribir
estos versos sin sal ni aguamarina,
estos versos que son para ti, Lucía,
como aquellos otros que te cantó Serrat
algún verano.


***

miércoles, 27 de mayo de 2015

Hoy la muerte ha vuelto a visitar mi casa y mis entrañas (dedicado a Rafa)













NO SÉ SI ES DOLOR BASTANTE


Me llega este mensaje
con el color natural de lo sencillo:
un sobre gris, mi nombre y una fecha.

¿Cómo pueden tan pocas letras
despertar las aguas de su lecho,
herir la yema de mis ojos
y contigo en medio derramarse?

Tras la ventana asombran
los mismos ruidos
de calma detenida.

Y no ha pasado nada,

nada

Tan sólo que te has muerto, amigo, para siempre.

Te voy llorando y no sé si es bastante
para inundar de velas
lo mucho que quisimos.

Esto que abraza fuerte dentro
y aprieta y luego rompe
¿es daño suficiente para olvidar
nuestras noches de labio y confidencia?

Es poco este dolor que intento:
Te lo debo más intenso, más airado.

Y así, por aprender tu huida,
impediré que nada quede fuera
tapando mi rostro con luto y escayola,
maquillaré de sal tu muerte
y dibujaré con lodo
todo el rastro de pena que me obliga.


***

lunes, 25 de mayo de 2015

La violencia en casa.... ¡qué feo, qué triste y qué intolerable!















SPÍN
(violencia doméstica
o sobre el sutil giro mental
que diferencia al hombre
de la bestia)


Se dio la media vuelta, transversal
sobre su eje,
dejó su medio rostro de animal
bebiendo a voces,
y tantas veces torció su boca de metal
sobre la esposa
que acabó, retorcido criminal
embrutecido,
girando un cuchillo gutural
de moratones
sobre la esfera más elemental:
Sus emociones.



***

miércoles, 20 de mayo de 2015

El Mar de Aral está a punto de desaparecer....
















MAR DE ARAL

Y las azules, las del abuelo, eran las más apreciadas… Porque en aquel tiempo de prodigios y escaseces y en aquel lugar remoto y despistado, alegrábamos las calles con globos de colores. Usábamos las vejigas de los patos mandarines y las llenábamos con el aire de nuestros pulmones. A cada uno le salían de un color: Del rojo de los tísicos al verde de los envidiosos. Pero las del abuelo eran las únicas azules, con el azul de un mar que se nos fue y sólo él recordaba.


***

domingo, 17 de mayo de 2015

Los niños, también saben compartir....































MI HIJO Y EL AMOR


Mi hijo mayor tiene seis años
muchos sueños en las manos y una novia.

Mi hijo mayor me cuenta,
-sí, aún me cuenta-
que su escuela en un milagro
de pequeños rincones y de besos.

“Mi novia me da a mí el primero,
a mi amigo le guarda el segundo…
y el tercero es el mejor:
Son tres labios y un montón”

Yo suspiro y le pregunto
si es así como a él le gusta.
¡Claro, es que somos muy amigos!

Nos miramos sin sorpresa
y en sus ojos transparentes
aparece la inocencia de este niño
tan mayor que ahora os lo cuenta.

Y es que, mi hijo mayor es como yo,
y de mayor, será poeta.

***

lunes, 11 de mayo de 2015

Paseo por el amor y la muerte (las dos, la grande y la pequeña)











AD INFINITUM
(La petit mort)



Ha de ser este poema, amor, lo mismo
que el amor sintiera.
Si hubo un tiempo de los raptos mutuos
tendrán los versos la bondad graciosa
de alargar los brazos, repetir sin pausa
los eternos goces, las caricias bravas
y ser teoría de la mezcla entera.

Porque pasaron las noches con nosotros dentro
intactos y golosos de sabernos infinitos
en el aire, pirueta espiral de dentro a fuera tú
y otra vez tú, viento soplado en mis pulmones
vueltos, plenos de hiedra revoltosa y fértil,
abrazados por el poder gigante de los bosques,
de los altos dioses, de la dulce hierba.

Luego la muerte, pues no fue sino gemido
o estertor lo que huyó ascendente tras la vida,
del dolor durmiente a la sonrisa.

Porque ya pasaron esas horas de tormenta
desmayada,
ha de ser este poema, amor, el amor mismo,
incesante réplica que del amor fuera.


***

sábado, 9 de mayo de 2015

BESO






















BESO

No importa quien lo escriba,
no tiene nombre la palabra,
no tiene nombre.

Así se unirán todas las bocas,
se abrirán los labios solos
y será beso.

Decid un nombre
esbozadle el rostro
y yo pondré la pasión y la palabra
que merece,
la presión justa, el movimiento
leve, la dulzura exacta,
el tacto indemne. Buscaré tu rincón
más breve para llenar
de alientos la razón y despertar
volcanes, erizar pezones,
provocar vaivenes.

Dejad que triunfe este choque
de emociones, lengua sobre lengua,
combate amable de intenciones
que preludia más y más
fusión de cuerpos y sabores,
calor y abrazo desde el pelo
hasta las pieles, los ombligos,
en los ojos, en las sienes,
beso de vientres, fuego en los pechos,
rojo en los lirios altos, lluvia
paciente entre dos atardeceres
blancos y una mirada, una,
que te desnuda obediente.

Así mi beso.


***

jueves, 7 de mayo de 2015

¡Ay, los niños y sus preguntas!...










¿PAPÁ, CUANDO ME MORIRÉ?


Nicolás me preguntó muy preocupado
¿Cuántos años tengo que tener para ser viejo?
¿Y para morirme?
En un primer revuelo, me quedé en blanco:
No me esperaba semejante bombardeo.
Pero volví a los cuatro años, a los míos,
y fue fácil la respuesta:
Verás, cuando detrás de cada esquina
no te asalten las sorpresas,
cuando mires al cielo y no veas más que estrellas,
cuando en los bosques no haya ogros
ni lobos feroces que te muerdan,
te habrás hecho mayor,
así, sin más espera.

Pero cuando mires a los ojos a tu hermano
y no sientas deseos de abrazarlo;
cuando un día y otro día se parezcan tanto
que no puedas ni siquiera separarlos;
cuando veas niños llorando por la tele
y sigas comiéndote el almuerzo
sin indignarte y pararte a meditarlo:
Entonces estarás muerto,
aunque todavía no te hayan enterrado.



***

martes, 5 de mayo de 2015

¿Dónde acaba la amistad y empieza... otra cosa? hummm.... difícil respuesta

















PACIENCIA

La intención de seguir siendo sólo amigos iba más allá de lo normal. O al menos eso le parecía a Susana.

La verdad es que al principio tenía su lógica, que no era bueno mezclar las cosas ni complicarlas y así se apañaban bien, cada uno con su vida. Lo que pasa es que Jacinto era hombre de ideas fijas, poco dado a los cambios…

“¡Qué exagerada eres mujer! Si así nos va muy bien y no arriesgamos nuestra relación… ¿tú qué opinas, Juan?...”

“Bueno, yo respeto vuestra amistad pero, cuando hables conmigo, mejor primero sales de mi señora y luego de mi cama”.


***

sábado, 2 de mayo de 2015

Dedicado a los listos, ellos ya saben...



















ADIVINOS



Hoy se han muerto de pan
los adivinos parados al aire sobre la furia
olímpica del trueno.

Qué poco miento y cuánto acuchillado
y cuánta tontería dan sus huesos, quince
asaltos luego de rendirse indignos.

Así los quiero tuertos sin bastón
ni mando, generales
tullidos del esfuerzo por ser bobos,
visionarios oscuros de mi sueño,
lechuzas sempiternas.

A ti, y a ti, preclaros agoreros calvos
desnudos de pelos tontos;
no os quedó ninguno a salvo, salvo el desprecio
tasado de los cuerdos.

***

sábado, 25 de abril de 2015

Este poema va sobre la vida, la memoria (la del futuro y la otra) y todo eso...



















AMNIOS

Aun antes de nacer ya me entendías
pues flotabas dentro
y eras el vientre mismo de todas las madres,
construida por las mismas cosas.

Te imaginé en el amnio perezoso
colmada de ola y naufragio,
te degusté dormida
donde no estabas y serías, visión futura
de mis hormonas hembra,
anticipo elemental lacado en dudas.

Y ya no hubo pared que te tuviese
entera, ni músculo capaz de sujetar
las ganas peregrinas
instaladas en mis huesos como hierba
zurcida de dolores.

Así empezó la busca entre palma
y cataratas de otros dedos
tan iguales a los tuyos impacientes,
presentidos desde antes de apuntar
con ellos nuestro enigma
de sonrisas, de cabellos cables,

de idénticas caderas.


***

viernes, 24 de abril de 2015

Reconciliación... reconciliar... reconciliados... hay que aprender a conjugar más este verbo













MOISA


- ¡Marijan, Laila!, ¡Volved aquí ahora mismo!

Moisa, sentada sobre el suelo de la estación de Mostar, esboza un gesto severo hacia los niños, consciente de que no les engaña. ¿Cómo podría hacerles más daño del que ya les hace a diario la vida? Bastante llevan ya sufrido. Aun así nunca se cansa de verles jugar y reír como si todo lo que ocurre a su alrededor resbalara sobre esa piel dura y curtida.

Cuando al fin se acercan, les regaña por quitarse los abrigos, olvidando que los niños jamás tienen frío. Cerca, pasea una pareja de soldados españoles -haciendo su patrulla- que la miran con disimulo y sonríen.

- Menos mal que están estos aquí, que si no…

Es guapa, Moisa, muy guapa, pero no lo sabe, o prefiere no saberlo. Tal vez porque esa belleza no le ha dado sino sinsabores y disgustos; primero por ser el objeto de deseo de demasiados hombres, luego porque esa misma cualidad la hizo diferente a las otras mujeres del Centro de detención de Miljevina impidiendo que cumpliera su destino de muerte junto a ellas.

FICHA
Djulic, Moisa nacida Bosnjiak el 18/07/1970 en Sarajevo
Padres: Desconocidos
Casada. Esposo: Djulic, Drazen,
Nacionalidad: Bosnia,
Religión: musulmana

Nota: Protegida por el camarada Milo Djulic. No maltratar.


Por supuesto, esta protección llevaba cosido un precio en su etiqueta: Se llama Marijan y tiene cuatro años.


La larga espera sumerge a Moisa en un letárgico ensimismamiento que la lleva a otros tiempos más felices, antes de que empezara el final de todo. Vuelve a la biblioteca de Sarajevo, al rostro sereno de Drazen, a su primera vez juntos, a su olor… Después todo vino rodado, como si las cosas no pudieran ser de otra manera: La conversión de Drazen, la boda por el rito musulmán, los años felices, el embarazo, los ojos de Laila… y al fin el momento más temido: Su viaje a Podgorani.
La familia de Drazen pertenecía a la baja nobleza Serbia, terratenientes que lo habían perdido casi todo en pocos años: Sufrieron el terror Ustacha de Pavelic, la posterior venganza Chetnik, y finalmente las purgas de Tito. Pero conservaban el orgullo de sus antepasados, los vencedores del Kosovo y militaban en el más rancio nacionalismo, siempre soñando con una Gran Serbia imposible.

El recibimiento no llegó ni a la categoría de cortés. Tan sólo Milo, el hermano pequeño, mostró un calculado interés por ella, teñido de desprecio hacia Drazen, como si su conversión fuera la peor de las traiciones.

Entonces fue cuando todo enloqueció, todo. Ahora ellos están muertos, todos muertos, todos…

- ¿Hola? ¿Alexandra? Sí, soy Moisa. Estoy en Mostar con tus nietos…
Por favor, ven…



Un bufido agónico anuncia la llegada del decrépito tren. Moisa se levanta nerviosa y se dirige con los niños hacia los vagones. Entre un marasmo de cajas de cartón, viejas maletas y muchas emociones, divisa el pelo alto, entrecano y orgulloso –inconfundible- de Alexandra, su suegra por partida doble. Llevan cinco años sin verse y se observan en silencio buscándose la una en la otra. Ambas han cambiado, ambas han bajado a los infiernos para resurgir con el alma lacerada, pero se reconocen como parte de una estirpe de mujeres que les une más allá de los genes. No hay llantos, no hay reproches, tampoco besos ni gestos excesivos. A través de la mirada se comprenden y, en silencio, se erigen en las firmantes secretas de un pacto de futuro, cómplices en la esperanza, garantes de una paz que rompa con la historia.

- “Marijan, Laila… dad un beso a vuestra abuela…”.

Entonces, cada una con un niño de la mano y enlazadas por sus brazos, emprenden el lento camino a Podgorani, hacia lo poco que quede de la vieja granja familiar. Sólo se tienen la una a la otra en el mundo; Alexandra, serbia ortodoxa, Moisa, bosnia musulmana. Ambas han perdido demasiado en esta guerra infame, pero se saben necesarias.
Tal vez esto sea lo que llaman reconciliación, acaso simple sentido común. Por eso, desde la tierra de sus antepasados, lucharán por sobrevivir y rezarán -cada una a su Dios- para que ni Marijan ni Laila, tengan que enfrentar jamás otro huracán de odio o el punzante rencor nacido de una bala.


***

martes, 21 de abril de 2015

Cuando la vida se nos hace cuesta arriba...




LA MONTAÑA

La montaña siente angustia si respira:
Se le clavan las mañanas en la espalda,
le revienta la cabeza
plateada, y suspira por los siglos
que le faltan.
La montaña envejecida de rabia,
se revuelve contra un cielo agrizulado
coronada de migrañas.
La montaña cuando tose escupe hombre
derrochando fuego y lava
por sus faldas.
La montaña si respira
se hace magma.

La montaña…
esa gata incrustada en mi batalla.

***

sábado, 18 de abril de 2015

Sobre la libertad y sus límites (o de los puntos de vista)...
















LAS AMISTADES PELIGROSAS

A nadie se le ocurrirá que sólo quiso volar, como antes y de repente… ¡zas … el batacazo!
Mira que se lo habían advertido… que si Gabriel va diciendo esto de ti, que si Rafael lo otro. ¡Bah, habladurías que no le interesaban!

Y ahora este desastre… parece que calculé mal… Lo cierto es que mis intenciones eran buenas… volar, volar más allá, hasta el infinito y luego más… Porque si no, ¿dónde quedaba eso de la libertad? Bien se ve que he sido ingenuo… Pero bueno, tiempo al tiempo, ya se me ocurrirá algo…


Y así, medio cojo y farfullando, el bueno de Lucifer se esfumó entre tinieblas…



***

miércoles, 15 de abril de 2015

lunes, 13 de abril de 2015

De cuando las personas se elevan como casas y luego...


















HOGARES

Armado me sostengo de las piedras
primeras, tan hundidas
entre sueños, protestonas, tercas.

Y se me caen encima los hogares
que de mi supieron, viejos de nuevo
como espacios grandes desnortados
sin nada que añadir,
apabullantes, desistidos.

Me derrumbo con sus suelos brutos
alaridos, y una espuerta de voces
acalladas, y un sudor de polvo en los zapatos,
y un silencio estruendo en los oídos
y un silencio apenas un momento
arrastrado con llagas en la frente.

He perdido la fronda y los lugares mansos
que me empezaron todo,
donde los ríos,
donde los duendes.


***

domingo, 12 de abril de 2015

En ocasiones es necesario ordenar la casa....





















LIMPIEZA INTERIOR

A cada vuelta del tambor de la lavadora su alma se aliviaba un poco más. De alguna manera el monótono rotar ejercía la acción sobre ella misma, como un aclarado interior. Ahora se felicitaba por la buena idea que tuvo al comprar el modelo más grande que encontró. Era exactamente lo que necesitaba.

Al acabar y con esfuerzo tendió la colada en la galería. Después se sentó en la cocina, se sirvió un café y llamó a la policía. Mientras esperaba admiró el buen aspecto que ofrecía su marido, tan limpio y trajeado, sobre la cuerda del tendedor.



***

miércoles, 8 de abril de 2015

sábado, 4 de abril de 2015

Después (poesía)
















DESPUÉS

Después de tanto amor, amor,
me insulta el miedo,
derrotado por dos, efervescente;

con tanto sol en los costados
y nada dentro, dentro
de mis paredes grito sin soporte,
ni argumentos, ni celajes.

¿Por qué persigo el duelo
de los viejos, viejos
de impávidas mañanas?

Después de todo, amor, dolor,
sólo tus playas.


***

domingo, 29 de marzo de 2015

Así va el mundo.... (lectura infantil recomendada entre 8 y 88 años)












COMO LA PLASTILINA

Recién jugaba con mis hijos
a modelar las barras blandas
de la plastilina pura, llena de colores
nuevos, con todo un universo
de formas en su espera.
Poco a poco surgieron los volúmenes,
crecieron las ciudades,
cayeron los imperios; los animales,
(lo buenos y los otros)
nacieron, atacaron y murieron
con un gesto elegante de silencio.
Y, al igual que nos sucede
con la vida y las palabras,
se fueron combinando los colores,
se mezclaron las figuras
como ideas que perdieran el brillo
inmaculado de lo entero.
Finalmente todo se quedó
en una bola de indefinible color amarronado,
tirando a mierda
que me recordó, salvando las distancias,
a la Tierra.

***

jueves, 26 de marzo de 2015

De la serie pinceladas: El mar en la mirada primeriza de un niño...
















Por primera vez: ¡El Mar!

¡Azul, azul, azul y sólo azul!
Cielo azul sobre agua azul,
más azul que el propio azul
más azul y más grande
que todo el azul del mundo,
que todo el color del mundo.

Sobre todo eso: grande, muy grande,
más grande que mi propio mundo,
más mundo para mis ojos grandes
de niño, pintados de asombro y azul.

***

miércoles, 25 de marzo de 2015

lunes, 23 de marzo de 2015

Ahhh, este poema es de los que me ponen. ¿Que de qué va? ¡Y yo que sé! pero me mola....














DE RÁBANOS Y HOJAS


Es lechugosa la palabra Hombre
tan verde y digestible
así de llena, casi mentira tan oronda
para comerla entera
y desaparecerlo a golpes, a bocados,
a sustentos.

Convenientemente desvestido
de sus actos como hojas
proceden a extirparle del dolor
con todo aliño, pura sazón, alquimia
en gotas, ralladuras.

Quedó muy presente, huido,
apenas sin espinas,
rabicortado y limpio, con pulso femoral
entre dos piernas tuberosas
-ausente de su bulbo-


¡¡¡ milagro hecho verdura ¡¡¡


***

domingo, 22 de marzo de 2015

Anuncios por palabras.... (y que no falten)



OFRECESE-SE

Ofrécese varón,
mayor que joven.
Experto en dudas,
tratante de emociones,
marino por la Luna.
Salario: Lo que den
Razón: Ninguna.
(es todo cuanto sé)


***

viernes, 20 de marzo de 2015

Y qué iba a subir yo hoy sino este poema, el más intenso de los que tengo...















ECLIPSE



Quise decir abril
y dije abril
y se oyó madre,
y luego muerte.

Así han vuelto la luz y la ignorancia
que ensayé aquel día.

No escapaba de ti,
sólo del cuerpo yerto
aplastado por las flores.

Porque me asusté de tu mirada
y de esta sombra que ahora enfrento.

Porque todavía me aprietan un rebaño
de culpas inocentes.

Porque era niño y no entendí
la manera de gemirte la partida
hasta tatuarme con uñas
el ingenuo rencor de quince años.

Porque todo cambió como en eclipse
cuando bebí del Sol
y a su calor
abandoné tus ojos para siempre.



***

miércoles, 18 de marzo de 2015

martes, 17 de marzo de 2015

Libertad y revolución

















REVOLUCIÓN


Tú querías cambiar el mundo en solitario,
yo me conformaba con cambiarte de intenciones.

Un estúpido imposible, lo sé.
¿Por qué tuviste que activar la mística
guerrera de tus genes?

Y luego te seguí a los frentes amplios
-al menos el cariño inicia siempre
su batalla atrincherado por mis dedos-
Éramos el revolcón de la idea
la vanguardia enamorada.

Decían que el amor es otra cosa
más educada y banal.
Lo nuestro restallaba sin avisos
ni tiempo para besos negligentes
del cuello a los pezones.

Este ardor militará como órgano
del pueblo enardecido,
muda muesca en la estadística social,
allí donde los números olvidan
qué dinamita esconde cada cuerpo
o la fuerza acumulada entre dos labios.


***

domingo, 15 de marzo de 2015

El cuento corto de hoy.... que se desliza suavemente.









LA BABOSA

Yo soy la babosa
que arrastra su pena
pues perdí mi casa
y además soy fea
y muy, muy asquerosa.

¡Pobre la babosa
triste y pavisosa!


Arrastro este cuerpo
entre el negro barro
dentro de mi huerto:
Escapo del cuervo
que quiere hacer daño
y me escondo en un tiesto.

¡Corre que te corre
que un ave te encorre!

Luego viene el amo,
mueve mi maceta,
yo subo a su mano,
me mira, se queda de piedra,
y da un grito extraño.

¡Saco de babas que
a todos das asco!


Me agito furiosa
por tanto desprecio;
él me llama sosa
me tira a un salero…
…y muero espumosa.

¡Babosa sin suerte,
en tiempos huraños
nadie te comprende!




***

miércoles, 11 de marzo de 2015

Sección de arte: O de las altas ideas....




Torre de control portuario. La Coruña. Óleo de Pedro de Juana.


***

jueves, 5 de marzo de 2015

¿Dónde acaba el deseo y empieza el tabú?.... O de las puertas al campo...
























LOLITA


Que no me busque esa mujer
asomada a tus pezones tersos,
a tu cadera nueva, abierta,
de promesa sugerida.

Y se esconde de mí cuando la intento,
detrás de tu mirada niña
que aún me enfrentas sin alivio.

Todavía no te ordena y ya me obliga
a estarme quieto, embridado,
advertido del calor que asoma
en lirios por tus ingles sin que evites
ofrecerlos.

No la sabes y te empuja contra mí,
contra estas ganas de voz grave
que habla en besos su otra lengua.

Pero estás hecha de letras
y me basta con soplar una palabra
que te borre las que sobran
para, luego,
esperar hasta que crezcas.



***

miércoles, 4 de marzo de 2015

lunes, 2 de marzo de 2015

Entre el amor y el pensamiento, siempre hay un hueco húmedo que nos acoge y nos renace...



















ENTRE TRES VIENTRES


Presumo de profundo y arrebato
con cada esquirla simple
que apuñala mi costumbre de varón severo,
gozosamente herido por tres vientres
salobres, mortales, milenarios.

Están aquí,
están aquí por todas partes
guardándome del tedio
entre sus piernas tercas,
puertas grávidas y sonrientes para mis abluciones,
íntimo secuestro salpicado de hogueras.

Quisiera hundirme siempre
en estos mares templados que me hicieron hueso
e indagar triplemente sus paisajes
lluviosos, su tobogán de aguas,
el hueco de su despertar fecundo.

Y es que
necesito entender tanta nostalgia
huraña, tanto ciclón para mis condimentos,
estas ganas esclavas y tormentas
por volver adentro, adentro hasta encontrarme
completo, desnacido, intacto;

y despejar del miedo y de mi frente
aquél tornado visceral de excusas.


***

domingo, 1 de marzo de 2015

En ocasiones nos prohíben hasta el más elemental de los derechos....
















DESDE MI ORILLA

El mensaje era claro, breve, conciso y letal: no insistas, decía.

Y, ¡bueh…! todos sabemos que las mujeres son contradictorias. Porque ¿cómo iba yo a dejar de visitarla y susurrar en sus cabellos, de soplar sobre su cuello, de bajar mis dedos por la línea de su vientre…? Siempre le gustó. ¿Qué hay de malo en ello?

Pero se empeña en rechazarme dejando nota tras nota sobre el musgo de mi losa.

¿Acaso sea la muerte lo que le repele?

¡Pobres fantasmas! Ya no nos dejan ni el derecho a aparecer.



***

viernes, 27 de febrero de 2015

¡¡¡Por fín: Aquí está el desenlace, desanudamiento o como queráis llamarlo del intrigante relato: LA TELARAÑA.....
















LA TELARAÑA (2ª PARTE)

“Así es, (si así os parece)” L. Pirandello


3.IRENE


Desde el teléfono se asoma, sin sorpresa, un mensaje rechazando la llamada. Irene, violenta, lo despanzurra contra el suelo. Necesita hablar con él, necesita dinero y –aunque ni ella misma lo sepa- necesita sentir que hay alguien en el universo a quien le importe, más allá de una madre adicta e indolente.

Tumbada sobre la cama, se enciende un cigarrillo de marihuana. El ritmo mágico de las volutas de humo la relajan y comienza a repasar los paisajes de aquel día indecente: La expulsión del instituto (otra más), el sexo rápido y brutal con los chicos “malos” del descampado por conseguir algo de “hierba” y sus hirientes burlas, el regreso a un hogar imposible donde la madre dormita sobre una cama deshecha con la jeringa colgada aún en su antebrazo, la nevera vacía y el asco -sobre todo el asco- hacia sí misma. Entonces llora, como cuando era niña, como nunca se permitirá hacerlo ante nadie.

Algo más tarde decide acercarse a casa de Juan. Él tiene conexión y, más o menos, la trata con respeto. Allí, en Tuenty, se encuentra con el entorno ideal que tantas veces ha imaginado: amigos generosos que le ofrecen su amistad, niñas con familias cariñosas y estables que la consideran una más, bromas, fotos, canciones de moda, los amores secretos… todo el entorno de una adolescente feliz. Luego, cuando comprueba que es la hora, selecciona la Web del foro: “e-darling” y busca ansiosa la presencia de “Abel” en el listado de miembros conectados. Rápidamente le solicita un “privado” y comienzan su conversación.

Abel: “¿Qué tal estás, gatita?
Irene: “Bien… te echaba de menos…”
Abel: “Pues aquí me tienes para hacerte feliz. ¿Qué llevas puesto hoy?”
Irene: “El conjunto negro con puntillas que tanto te gusta. ¿Me lo quitarás muy despacio…?”
Abel: “Desde luego, muyyyy lentamente, con un escalofrío entre las piernas, para que esos pezoncitos se afilen como navajas…”
Irene: “Abel…, ¿tú me quieres?”
Abel: “Claro gatita, claro que te quiero…, pero sigamos con lo nuestro….”
Irene: “Sí mi amor, como tú digas…”

Irene miente sobre su verdadera edad pues busca desesperadamente la compañía de hombres maduros. Hombres que le aporten un respeto del que ella misma carece y la protección y la seguridad que nunca ha conocido. Hombres -y no niñatos- que la amen por cómo es, que aprecien su interior y la transporten a un mundo que solo ha intuido en sueños. En definitiva, hombres como hubiera querido que fuera ese padre evanescente que siempre la ha rechazado. Pero Irene todavía no ha descubierto que los hombres son demasiado simples para comprenderla…

4.ANTONIO

Antonio Cañadas apaga pensativo el ordenador. Tras un rato de estupor, que abandona con un golpe de cabeza, sale presuroso para cumplir con sus obligaciones.

Mientras camina, reflexiona sobre la providencia divina. Gracias a las nuevas tecnologías, Dios ha puesto entre sus manos una herramienta capaz de dar cauce a sus inquietudes sexuales –aceptadamente limitadas- y que, además, le permite encontrarse con las debilidades humanas en un círculo virtual e inocente ajeno al concepto de pecado –no en vano “virtual” deriva de “virtud”-. Bien es cierto que habrá quien no esté de acuerdo con él, pero eso son disquisiciones bizantinas dignas de mejor propósito.

Él sabe que de la mano de Internet ha conseguido profundizar en todos los rincones del entendimiento, incluso en aquellos que se ocultan a nuestra propia consciencia. Porque Antonio se maneja con soltura en este nuevo entorno digital y mantiene un amplio círculo de relaciones a través de varias páginas de contactos. Mediante diversos avatares que ha construido con sutileza –“Petrarca”, “Donatien”, “Abel” y otros más- no hay aspecto del amor terrenal o la pasión humana -sin límites, ni cortapisas morales- que escape a su análisis. Y con ello ha mejorado sensiblemente la capacidad para atender y comprender los infinitos matices que aportan a diario sus “clientes”, incluso las motivaciones más ocultas, de tal manera que su misión resulta fortalecida pues consigue dar respuesta y alivio espiritual a la mayoría.

Antonio pasa presuroso frente al altar y se santigua. Observa que ya hay varias personas haciendo fila junto al confesionario –su buena fama se extiende-.

Mosén Antonio, cura párroco de San Nicolás -la mejor parroquia de la ciudad-, se dispone a administrar el sacramento. Ese día advierte la presencia de una chica sudamericana con ojos rasgados y pelo infinito, de un hombre cetrino de gesto adusto y de una adolescente demasiado triste para su edad. Ya los recuerda de otras ocasiones pues, extrañamente, siente hacia el trío, sin entender por qué, una emoción íntima y casi sensual que lo turba, como si tuviera con ellos algún vínculo secreto más allá de la Fe.
Durante un instante inmenso recuerda sus “aventuras” en Internet y sonríe para sí… ¡ay, si sus feligreses supieran…!
Una vez serenado, comienza con recogimiento otra nueva función:

- “Ave María purísima….”





***FINAL***

.

jueves, 26 de febrero de 2015

RELATOS EN PORCIONES. Hoy pongo la primera parte de un relato sobre las relaciones en Internet. ¿Virtualidad o virtuosismo?


LA TELARAÑA (1ª PARTE)

“Así es, (si así os parece)”
L. Pirandello



1. SANDRA

Petrarca: ¿Cuándo tu mirada se olvidará de serlo para hacerse caricia y tal vez emoción, y luego más, acaso mucho más, que un mismo anhelo?”
Laura: “¡Ayyy, qué cosas tan lindas me anda diciendo! Son como cosquillitas que sonríen en lo tierno y me sofocan. No sea usted malo que ya no tengo edad para estos arrebatos…”
Petrarca: “Pero Laura, este amor nuestro no tiene tiempo, ni aun lugar: Todo nos queda corto y cada palabra urdida es otro escalón hacia el Edén…”
Laura: “Bueno, ahorita debo retirarme, pues me reclaman (ya sabe usted cómo se ponen los nietos…). ¿Mañana le espero a la misma hora?...”
Petrarca: “Seguro; aquí me encontrará, esclavo de su compañía.…”
Laura: “Chau…”
Petrarca: “Adiós, mi bien, adiós…”
Sandra María Avendaño desconecta con delicadeza el computador. Con delicadeza y un deje de nostalgia en su intención.
A través de la puerta siente el azote agrio de un llamado: -“¡Vicky, ven de una vez que hay faena!..”-. Termina de retocarse frente al espejo y sale apresurada hacia la sala.
Mientras baja recuerda cuando allá, en Cerro la Victoria, junto al Alto Paraguay, su abuelo la llevaba paseando por los galpones abandonados de la industria taninera. Todavía aguantaba en pié la mansión del propietario con esos salones inmensos de espejos rotos donde se escondía el recuerdo de antiguos bailes de satén y galanura, las puestas de largo de las niñas debutantes y tantos secretos enterrados bajo parterres de madreselva… Acunada por la voz terrosa de su abuelo, Sandra se desliza sobre mármoles quebrados, danzarina atrapada en el pasado… ¡Cómo imaginar que terminaría así, de puta -no hay otra palabra que mejor se ajuste- en un rincón perdido de España!
Hastiada de su realidad, evoca el día feliz en que descubrió esta Web de contactos, “Amor sereno”, y se atrevió a registrarse. Aquí ha encontrado verdaderos caballeros investidos con el lejano señorío que tanto admiró en su abuelo. Estos hombres, sobra decirlo, ya no cumplirán los sesenta, pero no piden nada a cambio más que cariño y sugerencia. Son discretos y respetuosos - ¡qué diferencia con sus clientes!-
De todos ellos, “Petrarca” es su preferido, pues además de sutil y elegante, nunca propone un encuentro real –imposible del todo-, y más que nada hablan de su unión como algo meramente ideal. “Petrarca” es engolado en exceso, casi medieval con sus aires de poeta, pero para ella, rodeada de sordidez, resulta ser el bálsamo que le permite mantener alguna fe en la humanidad. En definitiva, esta relación funciona como un salvavidas al que se aferrará hasta que llegue el ansiado retorno a su ciudad natal, donde suspira por una vejez tranquila frente al Chaco inmenso y silencioso.
Pero por ahora tan sólo es “Vicky”, la chica de enormes ojos rasgados, melena negra inacabable y mirada enigmática que causa sensación en el…

Club “Las damas”
Ctra nal. 323, Km 25,400.
Compañía selecta.

Visa, American Express.


Vicky entra al salón y observa la escasa -y no tan selecta- clientela. Se decide por un sudoroso hombre de edad indefinible que la observa, libidinoso, desde la barra… Según se acerca a él con un gesto a medio camino entre el asco y el aburrimiento se cruza con “Joe”, su jefe…

2. JOE

Joe escruta impaciente la desganada irrupción de Vicky al local, la hiere con una mirada amenazante y comprueba que, por fin, todo está en orden. Consulta el reloj y se escabulle sigiloso en un pequeño cubículo que cumple lo mismo las funciones de oficina, sala de visitas o dormitorio.
Joe en realidad se llama José, según consta en su amplia ficha policial:
“José Barreda Sánchez, nacido el 13/11/1958 en Mondoñedo (Lugo). Estatura: 175 cms, color de ojos: Verdes. Pelo: negro y rizado. Señas particulares: cicatrices en ambas muñecas. Profesión: Desconocida. Actividad: Proxenetismo. Calificación: Muy peligroso…”

Cree que su apodo “Joe” –y una falta absoluta de escrúpulos- le otorgan la dosis de misterio que necesita para ganarse el respeto imprescindible en este mundo hampón donde se inició de niño, primero al contrabando, después con las drogas, luego… lo que fuera para conseguir dinero fácil.
“Joe” admite que de ese ambiente no se sale, al menos no se sale entero. Él, que se desenvuelve con soltura en su papel de matón, encierra en su interior la mayor de las paradojas: en lo más recóndito de su alma se reconoce mujer -una hembra de bandera- y hubiera soñado con trabajar de “vedette” en cualquier Cabaret. Adora los vestidos largos de lamé y las boas, y las plumas de marabú, y las lentejuelas… Tal vez por eso es aún más cruel de lo necesario con las chicas que tiene a su cargo en el club, aquellos bellezones insípidos que tanto envidia… pero claro, él tiene que ser un hombre fuerte, el más macho, el más fiero... ¡iba a durar dos telediarios si cualquiera conociese su secreto!
Una vez seguro de su intimidad, abre la página de la Web “Sado”, teclea su nombre de guerra “Justine” –eso es lo mejor que tiene Internet: puedes ser quien desees-, introduce su clave… y accede al único lugar donde no tiene que mantener alta la guardia, donde es aceptada como una mujer verdadera, con todas sus fantasías reprimidas y todos sus deseos.
Chatea con diversos “partenaires”, aunque con quien más disfruta es con “Donatien”. Él sí que la comprende y le da lo que necesita:

Donatien: “Arrodíllate, perra, lame el suelo, azótate las nalgas, bébete mi orina y ábrete sumisa….”
Justine: “Haré todo lo que pidas. Soy mala, castígame, lo merezco …”

La conversación sigue en ese tono, y con otros matices aún más procaces, durante un buen rato. “Justine” precisa sentirse dominada, despreciada, herida. Acaso para dar salida a tanta frustración producida por su absurda realidad. Porque él, el castigador impenitente de ojos muertos y decisiones brutales, expresa una feminidad mal entendida -basada en la sumisión-, un ansia expiatoria y permanente de dominio y humillación. Y “Donatien” adivina perfectamente qué teclas y resortes manejar para liberar ese espíritu doliente.
Sabe que jamás podrán conocerse, que todo se quedará en el espacio indefinido de la red, pero también entiende que las emociones nacidas sobre su cuerpo son tan reales como el sudor que ahora se desliza desde sus pezones retorcidos hasta un excesivo miembro erecto.
Terminado su éxtasis diario, “Joe” vuelve a la sala para vigilar la buena marcha del negocio. Justo entonces siente vibrar algo en su interior, y no es precisamente un sentimiento, sino el maldito teléfono móvil con su habitual inoportunidad. Comprueba que se trata de Irene, una adolescente irascible e irritante de la que supuestamente es el padre –extremo que él pone en duda-. Con un movimiento de fastidio rechaza la llamada y sigue indiferente su camino hacia el salón del club...



***continuará***


.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Miércoles artístico y genial....




Avda. Alfonso Molina (Coruña). Óleo de Pedro de Juana



***

lunes, 23 de febrero de 2015

El amor, el desamor... todo tiene cabida en poesía....


















ATRAVIESO EMOCIONES


Atravieso emociones
con la puntualidad difusa
de un paisaje encogido en marcha
por el tren

y ahora debo odiarte como una teoría.

No será distinto de otras veces
ni habrá miradas fiebre por mi boca
yuxtapuesta.

Seguiremos cordiales con las manos,
convenientemente amables,
atentos, comedidos.

Tal vez sea este estado boquiabierto
de peces sirena
el que nos hace felices
sin hablar de amor...

...sólo de muebles.

***

domingo, 22 de febrero de 2015

Hoy no he traído un cuento sino un divertido microrrelato... a ver si os saco alguna sonrisa...


















¡FIAT!

A Newton le inspiró una manzana. Lo mío también ha sido prodigioso. Siempre estuvo ahí, tan evidente en su sencillez que no me explico cómo me ha pasado desapercibido todo este tiempo: Durante la cena, mi hermano exige ¡pan! y el pan aparece instantáneo; mi padre exclama ¡agua!, y el agua inunda su vaso… ¿por qué no lo vi antes? era una simple cuestión de Fe… por lo que, emulando a Yaveh en la creación, me levanto y con firmeza ordeno:

¡¡ FERRARI !!...

… e inmediatamente mi madre me endosa un pescozón y una advertencia:

¡calla “pesao”, tú siempre con tus tonterías!


***

sábado, 21 de febrero de 2015

Más poesía, más misterio, más amor...


















ESTA NOCHE, QUIZÁS



Y es esta noche la que tendremos
por detrás, real y enorme, hasta encontrar
quizás lo que nos une, lo que responde.

En esta noche de humanidad cuando me miras
veo la Luna,
su pedestal,
y un apagón de luz nos hace amigos sin hablar.

Cuentos de brujas, la pubertad,
caballos de cartón saltando alambres,
jinetes sin domar, alas de espuma y a volar
los días de almohadón, las luchas que vendrán.

En esta noche de agua y ron, seremos dos
y todos juntos seremos rabia y mucho más.


***

jueves, 19 de febrero de 2015

Más poesía, más amor, más vida. Subo de nuevo un poema que me gusta y que quiero compartir.



HAY ALGO

Hay algo que te aprieta
y me salpica,

y de ahogos me detiene.

Son tantas las bandadas emigradas,
tantos los dientes desgastados
en cada una de nuestras miradas adivinas,
tantos escombros tiernos
cubriendo los abrojos.

Y te aprendí secreta sin nada que cambiarte,
guardada para adentro, casi escondida;

esas fueron las primeras siembras
sobre tus ramos de silencio,
como surcos abiertos entre llamas,
promesa sugerida y paciente.

Así escogí querer,
                                      con tus rincones.

Ya sé que cualquier día
derramarás toda la piedra que te ocupa
de escorpiones y de ojeras,
que me caerás con besos a las manos,
con daño retrasado, puntiaguda, herido
de ambos labios fuertes.

Así acepté seguirte.

Hay algo que te cierra
                                      y nos construye

                                      y a ratos, me soportas.

***

miércoles, 18 de febrero de 2015

martes, 17 de febrero de 2015

Hoy quiero cambiar de registro, que llevo unos días tristes y pasarme a la otra parte: Al amor. Aquí un poema amoroso, casi erótico...














MUJER LEJANA


Tú, mujer lejana, mujer
que nunca estuviste entre mis brazos
que nunca abriste para mi los labios,
mujer altiva, esfinge y garra protegida,
¿negarás ahora tu entrega a mi mirada,
mirada larga, y de tan larga recorrida
hasta tu ombligo y más, y más abajo
la punzada, sobresalto, beso amordazado,
y al fin grito sordo y encogido?.

Lo negarás tres y nueve veces tres
antes del alba,
lo negarás ante el altar divino,
lo negarán tu cuerpo y tu palabra,
lo negaremos juntos:
Tú en el lecho, a tu marido,
y yo, soñando aquí contigo.



***

lunes, 16 de febrero de 2015

Hoy seguimos en el circo, pero esta vez... recordando que debemos conocer nuestras capacidades reales.... porque si no....





















APUESTA


Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca. Montini, observa desde fuera y, con una sonrisa escéptica, pulsa el cronómetro: veinte… treinta segundos… ohhh ¡imbecille! se lamenta, ¡ni siquiera un minuto…!
¿Y ahora a quién le pago la apuesta?




***

domingo, 15 de febrero de 2015

Ta, ta, ta ¡CHAN! : Ya está aquí el cuento del domingo. No se crean los abusones que todo el monte es orégano....






EL RATÓN ABUSÓN


El ratón Ramón
es muy elegante.
Vive en el Zoo
junto al elefante.

El ratón Ramón
se cree un gigante:
Asustó al vecino,
le robó un guisante.

El pobre elefante
sufrió un sofocón
¡cuanto se rieron
todos en el Zoo!

Habló con su amigo
el señor León;
le explicó dolido;
el ratón Ramón, es un abusón.

Quédate conmigo
le dijo el león,
le daré al listillo
su medicación.

Salió don Ramón
a buscar guisantes
pero se encontró
unos dientes grandes.

Del susto tan gordo
que el ratón llevó
casi se nos muere
sin decir adiós.

Le dijo el León:
Aprende tunante
esta gran lección;
no abuses del miedo
de tus semejantes,
pues habrá otros muchos
que te den capón.


***