miércoles, 30 de marzo de 2011

VERANO

¡Vaya, es un poco descorazonador! Ya sabía que me leíais pocos, pero tan pocos... en fin, así son las cosas.
En cualquier caso aquí dejo otro pequeño poema de la serie "Pinceladas" y propongo de nuevo el reto: ¿Qué hay en la construcción de este poema y del anterior, que les otorga la categoría de "curiosos" (o "raros, o "distintos" o.... ¡yo que sé!, pero es algo que "no tienen", y por eso mismo pueden llamar la atención (o no, visto lo visto).
¡Ánimo que no es difícil!


Paja -y trigo-
y olores de alfalfa
adormecida.
Colores de verano, y risa
entre las piedras
de los ríos, en el agua fría,
tras el aire nuevo
sin miedo a las tormentas,
tan rubio como un sueño
tan libre y niño
como esa cometa
de tus altos vuelos.


...

5 comentarios:

Charcos dijo...

pues prometo que siempre y a pié juntillas te leo... y no dije nada porque una no entiende y ni idea de lo que preguntas


ea un besico

que conste que me gustó

Bletisa dijo...

A ver Ignacio, ya retomo las lecturas y todas las cosas.
Llamas pinceladas a estos poemas con muy buen criterio
Eso parecen, parecen pinturas impresionistas, hechas a base de pinceladas sueltas, sin demasiada definición. Se trata de recuedos sin duda alguna y los recuerddos como la pintura impresionista hay que mirarlos de lejos.

No tiene verbos, ningún tiempo verbal, y ni falta que les hace.
Me han encantados los dos.
Muacc, un beso Ignacio.

Ya estoy de vuelta del todo.

Ignacio dijo...

¡Tú si que sabes, Bletisa!
En efecto no tienen verbos (tan sólo algún participio con función adjetival). Y eso, en mi opinión, les confiere ese aire tan curioso de sobrevolar sobre algo sin posarse, como de humo, livianos y sin intención que quedarse.

Pues deshecho el misterio, ganas el premio que era una magnífica:_ ¡Chochona! (ya me darás la dirección para el envío).

Muaccs

Laura Caro dijo...

Pues yo venía con la solución y me he quedado sin premio.
=(
Eso me pasa por andar tan ocupada siempre y llegar tarde a las lecturas.
Un abrazo.

Ignacio dijo...

No te preocupes Laura, que aquí hay chochonas para todo el mundo, así que pon una sonrisa y .... a esperar.

Otro muaccss.

Por cierto ¿les gustó el poemita del caracol a los niños? Ya me contarás (no hay mejor y más ecuánime crítico que los niños, ellos no tienen que quedar bien con nadie ni tampoco les duelen prendas cuando algo les gusta)